6 TIPS PARA PELUQUERÍAS

La publicidad que se provoca con el boca a boca puede ser un arma de doble filo. ¿Sabias que un cliente insatisfecho le dirá a un promedio de nueve personas el mal servicio que recibieron?

Vamos, que no es que los puedas perder de uno en uno sino que que puedes perderlos de diez en diez.

Ellos son tu tesoro, debes cuidarlos, mimarlos y sobre todo mantenerlos. Hoy en día con el aumento de costes en general y con el rápido aumento de competencia, no puedes permitirte el lujo de perder ni siquiera a uno.

#1 Comprender e interpretar la necesidad de tu cliente: Si no nos comunicamos de manera correcta perderá la confianza y seguridad que él necesita para sentirse tranquilo. Recuerda que se ha entregado a tus manos y debes hacerlo sentir cómodo y comprendido.

Escucha con atención y ofrece tu opinión profesional de manera alegre y convincente, nunca remarques que tu punto de vista es el mejor. Es tu responsabilidad llegar a un acuerdo y juntos poder encontrar el look perfecto 😉

#2 Sé rigurosa con las citas: Éste puede ser uno de los tips más importantes. Hacer esperar a un cliente en la peluquería más de lo normal es sinceramente una falta de respeto. El tiempo es muy valioso tanto para ti como para el.

Está en tus manos el gestionar tu agenda de manera lógica y ordenada. No te comprometas a dar cita si no estás segura. Siempre es mejor avisar o informar de cuanto tiempo de espera va a tener, que dejar al cliente desesperado.

#3 Derroche de alegría: Un ambiente dinámico y lleno de energía positiva hará maravillas para conservar a tus clientes. Entrar a una peluquería donde sólo veas sonrisas y buen rollo no tiene precio.

Haz que se sientan cómodos, es fundamental que perciban una buena compenetración entre el equipo.

Saluda siempre con una sonrisa y con interés, pregúntale que tal le ha ido el día, recuérdale que si necesita cualquier cosa que te llame. Recógele el abrigo mientras le acompañas a su asiento, o a la sala de espera.

#4 Horario fijo: No puedes abrir o cerrar cuando a ti te apetezca o te venga bien. Tienes que estipular un horario fijo, inamovible. Si los clientes saben que siempre abres o cierras a una hora exacta ellos mismos buscarán un hueco en su tiempo para poder pedirte una cita.

Manten una constancia y seriedad con los horarios de apertura y cierre de la peluquería. Adáptalos  basándote en el flujo de clientes que tengas cada día, pero una vez adaptados, respétalos.

Si cierras antes de la cuenta, y esa clienta que un día llegó a las 7 de la tarde y fue atendida,decide volver otro día a la misma hora y te encuentra cerrada, seguramente la próxima vez se lo pensará dos veces antes de volver a tu peluquería.

#5 Limpieza impecable: La limpieza diaria es imprescindible y fundamental. No hay excusas, organízate. La primera sensación que debe de tener el cliente al entrar en tu peluquería es la del bienestar. El primer contacto es importante todo debe estar en su sitio, el suelo barrido y recogido, sin trastos por medio.Es importante que los lavacabezas estén limpios, toallas recogidas y limpias, los peines sin pelos,etc… No te olvides del mobiliarios, las batas, capas y uniformes, cuídalos.

Al año como mínimo organiza una limpieza general a fondo incluyendo la desinfección de los materiales. La higiene es uno de los mayores condicionantes a la hora de volver a una peluquería.

#6 Superación y aprendizaje: Lucha siempre por ser y tener al mejor equipo. La peluquería está en constante evolución y tu no puedes quedarte atrás. Tienes que superarte cada día aprendiendo nuevas técnicas y nuevas habilidades para ofrecer a tus clientes.

Apúntate a cursos y formaciones para conseguir un conocimiento actual de nuevas tendencias y así implementarlas en tu peluquería. Debes diferenciarte de los demás. Quien más aprende más gana 😉

¿Qué te ha parecido? ¿Añadirías algún consejo más? ¡Cuéntanos tus experiencias!

Peluqueras Club

Deja una respuesta

error: Derechos de autor!!